El mejor cafe

Cómo tomar el mejor cafe : ¿qué taza es la ideal?

Para los no entendidos, es difícil comprender cómo un recipiente puede influir en el sabor y la textura de un café. Pero igual que sería un crimen beber un buen vino en un vaso de plástico o de papel, elegir la taza es igualmente importante. E influye tanto el material como la forma. Algunos estudios afirman incluso que el color afecta al sabor, pero de eso hablaremos en otro artículo. ¿Qué taza debemos elegir para degustar el mejor cafe?

 

El mejor cafe: la importancia de la temperatura

El cafe se enfría rápidamente, de manera que degustarlo en su momento óptimo, que no esté demasiado caliente ni demasiado frío, es crucial para disfrutar de su sabor y su aroma en toda su magnitud.

Por ello, el material del recipiente determinan cuánto tiempo puede mantener su temperatura ideal. Cada uno tiene sus características propias, sus ventajas e inconvenientes. Estos son los principales:

 

 

Cerámica

Es la taza clásica de café, la más utilizada en restauración y también las que se usan en los hogares, son las preferidas para uso diario. Suelen ser pesadas y tener los bordes gruesos. Conservan bien el calor.

Porcelana

Las tazas de porcelana son la opción más recomendada para disfrutar el mejor cafe: conserva todas las cualidades de este de forma óptima y es capaz de soportar y mantener la temperatura sin que afecte a sus características.

Acero esmaltado

Por su resistencia y durabilidad (se puede poner al fuego para hervir como si fuera una cacerola), el acero esmaltado fue un material muy empleado en tazas y vajillas durante el siglo XX. Cayó en desuso pero en la actualidad está de moda como estilo vintage.

Una de sus mejores cualidades es que no son porosas, de forma que no contaminan sabores y olores previos.

Borosilicato

El borosilicato también comparte con el acero esmaltado una resistencia a altas temperatura pero de un estilo totalmente opuesto: mientras las de acero son de estilo retro, las tazas de borosilicato son muy modernas y elegantes, resultan muy atractivas para lucir un café vistoso como el macchiato el capucchino o el frappé.

Su desventaja es que son tan frágiles como el cristal.

Acero inoxidable

Actualmente hay una gran demanda de tazas de acero inoxidable porque son muy decorativas, y forman un conjunto perfecto con cocinas de aceros y baldas a la vista.

La desventaja es que puede quemar fácilmente, ya que transmite el calor desde dentro hacia fuera.

Vidrio

La principal ventaja de la taza de vidrio es su estética: como escaparate del color, los matices de la textura y densidad del mejor café. Es muy elegante y ofrecen diseño modernos y muy atractivos a la vista, pero no conservan bien el calor. El café en este formato tiende a enfriarse rápidamente, lo que supone una ventaja en los cafés helados.

Ahora ya sabemos que el material es fundamental a la hora de conservar el calor y las propiedades del mejor café. Otro de los aspectos más influyentes es la forma del recipiente, de eso hablaremos en el próximo artículo. Mientras, te invitamos a degustar uno de los cafés predilectos de los baristas: el café Guilis.

 

CRÉDITO IMÁGENES: Freepick