GUILIS, EL CAFE ESPECIALIDAD BARISTA


En Guilis, sabemos que hacer un buen café es un arte. El cafe especialidad barista ya ha llegado a España, se abren negocios de café de tercera generación y los clientes cada vez se preocupan más de la calidad del café que toman.

Los profesionales de estos nuevos centros están especializados en la elaboración de un cafe especialidad barista a la altura de las expectativas del cliente más selecto.  Conocen a la perfección la máquina con la que trabajan para convertir cada taza que sus clientes degustan en una auténtica pieza de arte, sabor y aroma. El barista revisa de forma minuciosa la calidad del café, su origen, el tipo de tueste y el método de elaboración más apropiado a cada cafe barista para lograr el mejor sabor.

En toda cata de café tenemos en cuenta las siguientes características para encontrar el mejor cafe barista:

  • Fragancia: a partir del grano tostado y molido.
  • Aroma: oliendo.
  • Gusto: probando.
  • Retronasal: mediante la estimulación a partir de los vapores producidos en la boca en el momento de sorber.
  • Postgusto: Después de escupir la porción sorbida a ingerida en una pequeña parte.
  • Cuerpo: Valorando a través de la densidad y textura de la bebida.

 

Distribuidor de café para baristas


LA CREMA MÁS BUSCADA EN EL CAFE BARISTA

 

Para los baristas, uno de los aspectos más importantes de la taza de café que sirven, es la crema. Esta crema se produce cuando el agua caliente (92º), a presión (9 atmósferas), arrastra en poco tiempo (25 segundos), partículas coloidales, grasas y aceites del café, en una mezcla de aire y gases. En la taza, los gases desaparecen y queda la crema, mudo y bello testido de la reciente operación.

La crema ideal para un cafe barista es la crema espesa, uniforme, gruesa y de color avellana, con pequeñas motas oscuras, como una piel de tigre y es la prueba óptima de que un expreso está elaborado de la forma óptima. Debe ser consistente, de 2 a 3 mm de espesor y desvanecerse lentamente.

En cambio, si la crema es color marrón oscuro y de color blanco en el centro es señal de que la temperatura y la presión eran superiores a lo normal. El café resulta fuerte, astringente y amargo en demasía.