Menú Cerrar

¿Es el cafe de Colombia el mejor del mundo? 7 razones lo confirman

Cafe de Colombia

Tradicionalmente el cafe de Colombia ha enarbolado con orgullo el título de “mejor café del mundo”. Hoy en día la competencia es dura y otros cafés pugnan por ocupar su trono, o al menos compartirlo: el café Jamaica Blue Mountain, cultivado en las “montañas azules” de Jamaica, el café Indonesia Java, el Etiopía Moka Lim o el Costa Rica Tarrazú.

En Cafés Guilis llevamos casi un siglo recorriendo el mundo entero para descubrir los mejores cafés. Conocemos bien los cafetales y lo que se necesita para elaborar un café de alta calidad y cualidades premium. Por eso podemos afirmar que si bien otros cafés pueden estar a la altura del café de Colombia, ninguno puede igualarle en su proceso de cultivo, recogida y procesamiento y en los exigentes controles a los que se somete.

El café de Colombia sigue estando en lo más alto del pódium, y estas son las siete razones por la que todavía se puede considerar el mejor café del mundo

7 razones por las que el café de Colombia es el mejor del mundo

  1. Tipo de café:  Colombia es uno de los pocos países que cultiva granos de arábica, la mejor variedad de café, en comparación con otras de menor calidad, como la robusta.
  2. Entorno único. El café de Colombia es muy especial y eso se debe a que crece en unas condiciones climáticas únicas. Colombia tiene la geografía y el clima perfecto para el cultivo del café. Ubicado dentro de la franja de clima tropical, su elevada orografía hace que también cuente con microclimas con temperaturas que van de los 18º a los 24º C, una temperatura fresca y constante todo el año, libre de heladas y con la cantidad justa de lluvias y humedad al año. Además su situación respecto al ecuador (entre los 30º norte y los 30º sur con muchas horas de luz) es idónea. Gracias a sus altas montañas se puede dar el cultivo de altura, esencial para lograr un gran café. El café de Colombia crece en cotas cercanas a los 2.000 metros, entre los 1200 y 1800 metros de altitud, en las diferentes vertientes de la tres ramas de la Cordillera de los Andes y en la Sierra Nevada de Santa Marta, que recorren la totalidad el país desde la costa caribeña, al Norte, hasta la frontera de Colombia con Ecuador, al Sur. Cuanto mayor sea la elevación, en general, mejor será el sabor del grano.
  3. Calidad del suelo. La composición del suelo y su calidad es un factor determinante para conseguir un grano excelente y un café de sabor y aroma supremo. En Colombia se cultiva en suelo volcánico, con gran cantidad de nutrientes.
  4. Sombra y humedad natural. Más de la mitad de las plantaciones de café en Colombia crecen a la sombra de otros árboles más grandes, lo que garantiza unas condiciones óptimas de temperatura y humedad para la planta del café.
  5. Recolección a mano. Seleccionar de forma rigurosa solamente las cerezas maduras, una a una, por manos expertas, es garantía de calidad. En Colombia la recolección del grano es ya una tradición que ha pasado de padres a hijos durante generaciones.
  6. Mimo y tradición. En Colombia el cultivo del café es motivo de orgullo nacional. Los caficultores colombianos se desviven por sus plantaciones, destilan amor por su trabajo y se esmeran en cada paso, desde el cuidado de los cultivos hasta la recolección y el procesamiento de las cerezas con métodos tradicionales, como lavarlo y dejarlo fermentar, lo que produce un café más suave y agradable.
  7. Controles rigurosos e investigación. Desde los años 60, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia emprendió una enorme labor de investigación científica para mejorar el cultivo y garantizar los controles de calidad, que le dio a su café el prestigio que todavía hoy ostenta. Cuenta con su propio instituto de investigación, Cenicafé, pionero en la investigación sobre los procesos de café, cultivo, sostenibilidad y trazabilidad. Los estándares de calidad son extremadamente estrictos y conllevan exigentes controles.

Por todos estos motivos, el cafe de Colombia sigue siendo uno de los más preciados del mundo, y se define por su sabor limpio, con acidez y cuerpo medio/alto y un aroma pronunciado y completo.

Hasta hace algunos años los mejores cafés se dedicaban a la exportación; pero ahora los propios colombianos también pueden disfrutar de su mejor café con la proliferación de coffee shops y cafeterías de especialidad.

Así es el café de Colombia de Cafes Guilis

Después de buscar el mejor café entre los mejores cafés, Cafés Guilis encontró un producto superior en la Finca Mocatán en el estado de Belén de Umbría, Colombia.

Desde entonces, seleccionamos allí los mejores granos con un sistema de cosecha riguroso gracias a nuestros partners de Selecto, con el objetivo de ofrecer un producto siempre por encima de 82 puntos para poder disfrutar de un Colombia con una taza equilibrada en acidez, cuerpo y aroma.

El café de Colombia de la Finca Mocatán es uno de nuestros productos más mimados, y también de los preferidos de nuestros clientes.

Visita nuestra página web, ¡puedes hacer tu pedido online!

Translate »